BRUXISMO

Definición

El bruxismo es un hábito en el que se aprietan los dientes y se contraen los músculos de forma involuntaria. La mayoría de las veces durante el sueño, aunque también puede realizarse durante el día. 

Las personas con bruxismo aprietan fuertemente los dientes superiores con los inferiores y también pueden moverlos de atrás hacia delante y viceversa. La mayoría de las veces este movimiento se realiza de forma inconsciente.

 

Sintomatología

Algunas personas no tienen síntomas, pero la mayoría experimenta dolores de cabeza, dentales y de mandíbula. Los problemas de desgaste suelen tardar en evidenciarse. En casos muy severos se observan roturas dentales.

 

Indicaciones

En los niños es normal hasta los 10 años. En el caso de los adultos, las placas de descanso pueden proteger los dientes para que no se dañen, y son la solución en la mayoría de los casos.

Cuando las placas de descanso no dan resultado o cuando la placa se deteriora en 2-3 meses, está indicado el tratamiento con toxina botulínica de los músculos masticadores.

 

Tratamiento

El tratamiento consiste en la aplicación de toxina botulínica del lado de afuera, en la parte baja del cachete (musculo masetero) y en la región parietal (musculo temporal), según el caso.

Se aplica un total de 25 unidades de cada lado (totalizando 50 unidades, lo que habitualmente se aplica en un tratamiento estético para arrugas en la cara).

El procedimiento se realiza en el consultorio en 10´, y no necesita preparación previa. Se puede hacer vida normal inmediatamente después y los sitios de aplicación suelen ser imperceptibles.

Los resultados son muy graduales y suelen hacerse palpables entre a los 3-4 meses, y consiste en la desaparición de la sensación de tensión facial matinal y del clásico dolor en la articulación temporo-mandíbular.

Por lo general, el efecto se extiende por un periodo de entre 5 y 6 meses, al cabo del cual el procedimiento se repite.

Rayos X

TE PUEDE INTERESAR